Protección de datos: ¿una moda o una realidad?

Hoy vamos a acercarnos al fenómeno actual de la Protección de datos. Seguro que habrás oído hablar de él, porque la protección de datos ha crecido en interés de forma exponencial.

Hace años, cuando el mundo era analógico, las empresas tenían muy pocos datos de sus interlocutores (clientes, proveedores, socios, interesados…) Además, todos los datos estaban en papel, almacenados en laberínticos archivos o en bases de datos en un ordenador que no estaba conectado más que a un enchufe en la pared. Pero todo eso cambió con Internet.

Internet y el desarrollo de los datos

La red multiplicó las conexiones de las organizaciones. Un pequeño estudio de publicidad ahora podía gestionar las redes y la imagen de una empresa que está en otra ciudad y mantener reuniones con sus clientes por videoconferencia como si estuvieran en la misma ciudad. Una persona anónima desde su casa puede ahora crear un ecommerce y vender productos desde su domicilio y enviarlos al mundo entero. A diario entramos en contacto con empresas en sus webs, dejamos datos de contacto, rastros de navegación…

Compramos online, dejamos nuestros datos bancarios en la red para realizar millones de transacciones a diario. Vemos los datos académicos de nuestros hijos en las intranets de los colegios, consumimos contenidos de ocio, cultura, formativos… y ese gigante que se llama Google sabe todo eso de nosotros.

Nos movemos con navegadores para llegar a nuestro destino, es decir, estamos geolocalizados. Se sabe dónde nos hemos movido y se nos ofrecen anuncios y servicios basados en nuestra posición. Aquello de —Hay una gasolinera cerca de ti—.

Cualquier compra que realizamos online hace que la empresa que nos vende sepa de nosotros como mínimo: datos bancarios; preferencias y gustos (lo que compraste), nombre, apellidos y dirección (donde te lo envían), probablemente profesión y depende de lo que hayamos comprado pueden saber hasta la talla de tu ropa interior. 

¿Imaginas que esa empresa no tiene bien securizados sus datos y se los roban? estarían expuestas miles de personas, millones en función del tamaño de empresas como Amazon, Facebook, Twitter…

La Protección de datos no es una moda

Por esta razón, las empresas tienen que estar perfectamente cubiertas en lo que a protección de datos se refiere. No es justo simplificar diciendo que es un capricho de las autoridades para sacarnos el dinero a las empresas. De hecho no es una ocurrencia española, sino que la UE tiene su propia legislación para Protección de datos.

Dicen las malas lenguas que aún, hay que hablar de un porcentaje de empresas muy mínimo cumpliendo la normativa en lo que a protección de datos se refiere.

Las sanciones son enormes ¿Merece la pena arriesgarse? Una adaptación a protección de datos realizada por un despacho especialista puede costar alrededor de 400€. Las sanciones por incumplimiento puede ser de cientos de miles de euros. No parece una escala comparable.

Somos conscientes sin embargo, de que vivimos en un país cuya pauta económica y fiscal no es muy amigable con el empresario. Muchos gastos y costes asociados a la tributación hacen que las empresas miren con lupa cualquier inversión. Pero proteger los datos de tus clientes y tus contactos no puede quedar relegado en ninguna priorización de gastos. Por eso desde ATK Antequera Abogados hemos lanzado una primera auditoría gratuita sobre Protección de datos precisamente para disipar ese primer rechazo a realizar una inversión en protección de datos.

Tienes todos nuestros datos de contacto para lo que necesites. No dejes pasar la ocasión de poner tu empresa al día con una auditoría y adaptación.

By | 2019-03-07T12:17:24+00:00 febrero 24th, 2019|Protección de Datos|0 Comments

Leave A Comment

¿Hablamos?