Compliance: mucho más que cumplimiento normativo

El cumplimiento normativo o compliance, suele ser la traducción literal que hacemos al español, de esa nueva voz inglesa que recientemente hemos adoptado en nuestro acervo legal y empresarial (precisamente compliance).  El compliance, es cumplimiento normativo, ciertamente, pero también es mucho más. Es un cumplimiento de normas, no solamente normas legales sino también aquellas que se autoimpone la empresa.

Lo que ocurre es que no nos podemos quedar en esa mera definición. Es mucho más que cumplimiento. También es cultura organizacional, es decir, una forma de entender el cómo se desenvuelve la empresa. El compliance es también un sistema de gestión. Fíjate que para garantizar la «red de seguridad» que nos exige el código penal en el seno de la empresa para prevenir el fraude, la comisión de delitos etc. lo único que podemos hacer es aplicar políticas de control de procesos; protocolos, medidas de chequeo… y todo eso al final se suma en un verdadero sistema de gestión.

Cumplimiento Normativo en España

El cumplimiento normativo es nuevo en España, pero en realidad ya existe desde hace muchos años en otros mercados, en otros países, en grandes grupos corporativos de alcance internacional. Ahora ha llegado a España motivado por la última reforma de nuestro Código Penal (2015) que propugna la responsabilidad de los adminitradores de una sociedad por los delitos cometidos en su haber (a instancias o de espaldas a ellos) cuando se demuestre que no han tomado las diligencias necesarias para impedir en lo posible la comisión de tales actos constitutivos de delito.

Por primera vez, en España queda establecida la responsabilidad penal de las personas jurídicas y esto convierte en obligatorio un programa de compliance para la empresa.

Los programas de compliance ¿qué son? Pues son una puesta en marcha de un plan de prevención del delito. Es ese conjunto de medidas que la empresa va a implantar y a validar periódicamente para dificultar en todo lo posible los delitos en su seno. Cuando a pesar de esto ocurran, ya quedaría mostrado el interés proactivo de la empresa en evitarlo a toda costa y funcionaría el plan de compliance como un atenuante de la responsabilidad y garante del cumplimiento normativo de la empresa. Lo que un programa de compliance va a decir a un juez es que la empresa tiene todo diseñado para hacer efectivo el cumplimiento normativo y que, cuando no se ha podido evitar el fraude, se ha obstaculizado al máximo y solo ha sido posible por la alevosía del responsable.

Claves para el cumplimiento normativo

Desde ATK Antequera Abogados, lo primero que apuntamos siempre es el factor del propio cumplimiento normativo: cumplir escrupulosamente con lo que marca el Código Penal. Nosotros vamos a proponerle a la empresa siempre un paquete de medidas que van a atenuar o eximir la responsabilidad penal de la empresa. Otra cosa que siempre decimos a nuestros clientes es que no vean el compliance como un estorbo sino como una manera de mejorar y ser más eficientes. Queremos que la empresa entienda que al compliance hay que acostumbrarse, porque no es un documento, carta eximente, que se cumplimenta y se guarda en un cajón por si un día hace falta.

El compliance se trabaja todos los días. Se va actualizando con la marcha normal de la empresa, siempre adaptándose a ella y ajustando. Pero es que además, como os contamos en nuestra Guía Compliance para Empresas que podéis descargar gratuitamente, el compliance es un activo. Una empresa que tiene un programa de compliance resulta más fiable ante un banco cuando va a pedir financiación; tiene cierta posición reforzada ante la aseguradora cuando negocia una póliza; ofrece más garantías a los posibles inversores… Es decir, allá donde se valore la promesa de estabilidad a futuro, el compliance es una medida que lo acerca y por tanto nos pone en una posición de ventaja.

Como te decimos: el compliance es mucho más que un mero cumplimiento normativo.

 

Si quieres un presupuesto sin compromiso para implantar un plan de compliance en tu empresa, escríbenos un email a info@atkabogados.com y nos pondremos en contacto contigo.

 


 

Recibe nuestra guía compliance en tu email

Anota tu email y te mandaremos nuestra guía compliance



By | 2018-12-04T09:15:25+00:00 diciembre 4th, 2018|Compliance Antequera, Compliance Penal|0 Comments

Leave A Comment

¿Hablamos?